CUANDO CONOCÍ A MI GALGO

"Nunca había tenido galgos, es más, no me gustaban. Como la mayoría de la gente que no los conoce los veía tristes, apáticos, aburridos y extremadamente flacos, como si su desidia se extendiera hasta un instinto básico y primario que es comer. ¡Que estúpidos somos los humanos y que maldita costumbre de guiarnos por las apariencias! Hasta que lo conocí a él. Pura casualidad o destino, llamadlo como queráis, pero él llegó a mi vida de repente, en un principio como algo temporal y a pesar de su enfermedad crónica y complicada nos robó el corazón para siempre, cosa que tan sólo en una semana de su llegada ya tuvimos todos muy claro. Luego llegaron dos más. Yo siempre digo que los galgos como mínimo van de 2 en 2 y en nuestro caso fueron 3. Tres para siempre y muchos temporales, porque de este amor nació una pasión. Pasión por poder ayudar a todos los que estuvieran al alcance de mi mano. Pasión que descubrió que salvándoles la vida también salvabas la de muchas personas, porque esto es así, un quid pro quo. Actualmente somos la asociación Galgos del viento. Se llama así porque no son tristes, no son apáticos ni desidiosos. No son flacos. Son fuertes, atléticos y con un apetito voraz. Con muchas ganas de vivir, con mucho amor que dar. Son simpáticos, dulces. Son ángeles que vuelan como el viento y con cada carrera dada sin obligación te abren más el alma y te llenan más el corazón. Galgos del viento está fundada con el fin de salvar vidas, vidas animales y vidas humanas a la vez."
(Olga -Presi de GdV-, 2019-07-21)

El amor por las criaturas vivientes es el atributo más noble del hombre.

-Charles Darwin

Tú piensas en amarme y yo te amo sin pensar.

-Un perro

Soy el único que te quiere con todos tus defectos.

-Otro Perro

El perro promedio es mejor persona que la persona promedio.

-Andy Rooney